“Un incendio es como llevar todo el ecosistema a la casilla de salida, se tiene que volver a crear todo”, Susana Domínguez, presidenta de Bosques sin Fronteras

Susana Domínguez, presidenta de la ONG Bosques sin Fronteras, en la cual Karicia es empresa colaboradora, afirma qué los árboles son los mejores amigos de las ciudades y de los seres humanos. Hablamos con ella para que nos cuente por qué, sin bosques, no hay vida.

Acabamos de empezar un verano 2022 que se plantea excepcionalmente calurosos y con unos datos realmente alarmantes: antes de finalizar el mes de mayo pasamos la primera ola de calor, con temperaturas de hasta 40º, y antes de finalizar junio varios incendios azotaban la península. Y solo acabamos de empezar julio… ¿Cómo sufren nuestros bosques estos hechos? ¿Qué consecuencias tienen los incendios y el cambio climático en nuestro día a día?

Susana Domínguez, presidenta de Bosques sin Fronteras, se sienta a charlar con nosotros para desvelarnos el daño que están sufriendo nuestros bosques en las últimas décadas y cómo si, no ponemos remedio al problema, nos quedamos sin pulmón del planeta.

Eres ingeniera técnico forestal y fotógrafa de naturaleza. Cuéntanos tu trayectoria antes de llegar a Bosques sin Fronteras.

Después de salir de la Universidad estuve trabajando en el Servicio de Incendios de la Xunta de Galicia y más tarde me incorporé al equipo técnico del Centro Nacional de Mejora Genética Forestal “El Serranillo”, que depende del Ministerio de Agricultura, donde estuve 11 años realizando investigaciones en vivero y en campo con plantas para repoblaciones. Buscábamos las mejores técnicas de cultivo para conseguir los mejores crecimientos y supervivencias en campo.

En el año 2000 fundé una consultora SDL, Investigación y Divulgación Del Medio Ambiente, S.L y en el 2003 inicié un proyecto a nivel nacional de Catalogación de Árboles Singulares, conocido como Árboles, Leyendas Vivas.

Viendo el estado de conservación y cuidados de los árboles, fundé la ONG Bosques sin Fronteras con la idea de llamar la atención y promover acciones de conservación con los árboles. Ya en el 2004 dejé la administración y me dediqué a la empresa y a la ONG.

Desde Bosques sin Fronteras, tratamos de realizar acciones que ayuden a visualizar los árboles como elementos positivos y necesarios en la vida de las personas. Porque, los árboles son los grandes olvidados…

Susana Domínguez, presidenta de Bosques sin Fronteras

¿Qué acciones lleváis a cabo desde Bosques sin Fronteras?

Somos una ONG pequeña que cuenta con voluntarios que trabajamos en nuestro tiempo libre. Organizamos todos los años el concurso Árbol del Año en España y, con el árbol ganador, participamos en el certamen europeo.

Tenemos una red de Municipios Amigos de los Árboles con la que buscamos generar sinergias positivas entorno a los árboles con los municipios asociados y sus ciudadanos. Dentro de la red y de nuestros socios, tenemos el programa Guardianes de Árboles, que pretende que las familias y personas apadrinen un árbol y se ocupen de su cuidado. Hemos creado también una red de Empresas Amigas de los Árboles, de la que Karicia forma parte. También editamos la revista Árboles Singulares, donde damos noticias, artículos técnicos, entrevistas a gente vinculada a los árboles, viajes, etc.

En definitiva, tratamos de realizar acciones que ayuden a visualizar los árboles como elementos positivos y necesarios en la vida de las personas. Porque, los árboles son los grandes olvidados…

Cada año que pasa, los incendios forestales son un problema mayor en España y ya no se reducen solo al verano. ¿Por qué ocurren estos incendios tan frecuentes?

El cambio climático y el abandono del campo están detrás de la gran mayoría de los incendios. Los cambios bruscos de tiempo hacen que cada vez sea más difícil gestionar el medio natural y las altas temperaturas ayudan a su propagación. Además, cada vez existe más abandono del campo, se produce un aumento de biomasa seca en muchas zonas y un menor cuidado por la escasa población de habitantes en las zonas rurales. También, al no existir una economía dependiente del campo, la escasa población que existe presenta un mayor desinterés. Todo esto influye mucho a la hora de prevenir los incendios forestales.

Si los incendios son repetitivos todavía es peor porque el sistema natural se agota y ya no se vuelve a regenerar.

Susana Domínguez, presidenta de Bosques sin Fronteras

¿Qué consecuencias medioambientales comportan estas destrucciones?

Los incendios repetitivos son muy malos para el ecosistema y para el suelo en general. Un incendio es como llevar todo el ecosistema a la casilla de salida, se tiene que volver a crear todo. Cuando son repetitivos todavía es peor porque muchas veces el sistema natural se agota y ya no se vuelve a regenerar.

Bajo mi punto de vista, mientras no tengamos población asentada y concienciada en las zonas rurales prevenir los incendios será una tarea muy difícil.

Susana Domínguez, presidenta de Bosques sin Fronteras
  • ¿Qué acciones se llevan a cabo para recuperar los bosques afectados por incendios?

No se puede hablar en general. Cada caso es diferente. En algunos casos es preciso intervenir y reforestar. En otros se deja que la naturaleza reconquiste el espacio. En cada caso hay que analizarlo. Ver qué especies tienen mas oportunidades, cómo está el suelo, la erosión y lo que puede afectar su falta de contención en zonas situadas más abajo. Hay que estudiar cada caso y ver cuáles son las medidas más adecuadas.

  • ¿Cómo se pueden prevenir los incendios y la pérdida de masa forestal?

Es una pregunta realmente difícil… Bajo mi punto de vista mientras no tengamos población asentada y concienciada en las zonas rurales será una tarea muy difícil. Creo que debería existir una colaboración entre los servicios de incendios de las comunidades autónomas, los Ayuntamientos y Protección Civil, que ya existe para la extinción pero no para la prevención. Se podrían crear patrullas de voluntarios entre los ciudadanos de los pueblos que fueran apoyados y gestionados desde la administración, dando formación y medios. Sería también interesante crear bandas de vegetación diferente entre los pueblos para generar discontinuidades en el fuego y poder atacar mejor la extinción. Son solo algunas ideas pero es un tema complejo que necesita ser analizado cuidadosamente en cada caso.

Además de los incendios, el cambio climático y la sequía nos están afectando muchísimo en nuestra sociedad. ¿Cómo podemos concienciar desde Karicia y demás empresas partners de Bosques sin Fronteras para revertir las consecuencias nefastas?

Pues dando ejemplo como empresa con pequeños gestos que ayuden a concienciar a la sociedad. El apoyo a instituciones como la nuestra es fundamental para conseguir un cambio. También es importante que estas medidas no se queden en un mero greenwashing para limpiar la imagen de una empresa y sea una voluntad seria y responsable, incluso generando iniciativas de aumento de conocimiento sobre estos temas entre los propios clientes y los empleados de la empresa.

¿Qué consecuencias tendrán en el futuro el cambio climático y la deforestación?

Las consecuencias ya están aquí: ya tenemos los cambios bruscos de clima, inviernos que no son fríos, primaveras que son casi verano… La temperatura está claramente subiendo y eso está produciendo un auténtico caos en los ecosistemas. Hay especies que están muriendo y otras más oportunistas están proliferando. En la naturaleza todo está en equilibrio y esto hace tiempo que se ha roto. El COV19 es una de las consecuencias y vendrán seguramente más.

  • ¿Estamos a tiempo de revertir estos efectos?

Sinceramente no lo sé, pero desde luego es nuestro deber intentarlo con todas nuestros medios, se lo debemos sobre todo a las futuras generaciones.

Termina la frase: sin naturaleza ni bosques no hay… vida humana

Aún no hay comentarios, ¡añada su comentario abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.