Manchas solares después del verano: ¿cómo tratarlas?

Al final del verano, la aparición de manchas solares en la piel (sobre todo en rostro y manos) es uno de las mayores preocupaciones de las clientas que visitan los centros Karicia. Pero… ¿Por qué aparecen estas manchas? ¿Son todas iguales? Y, lo más importante… ¿es posible eliminarlas? En este artículo te daremos toda la información para conocer a fondo las manchas solares y los mejores consejos para tratarlas, así como prevenir su aparición.

Manchas solares en la piel: ¿por qué aparecen en verano?

Como es natural, el verano es la época del año en que más nos exponemos al sol: pasamos más tiempo al aire libre y son más comunes los días de sol, playa y piscina. Esta situación es el primer exponente de que, después del verano, aumente la aparición de manchas solares en la piel, sobre todo si no se ha protegido con la protección solar adecuada.

Pero… ¿por qué el sol provoca la aparición de manchas solares?

La radiación solar activa una especie de sistema de defensa de la piel: la producción de melanina. Esta es el pigmento natural del organismo que da color a la piel, el cabello y los ojos. La principal función de la melanina es protegerlos a todos ellos de la acción nociva de los agentes externos, sobre todo del sol.

Cuando te expones al sol se desencadena una aumento de la producción de melanina, precisamente para proteger al organismo de la radiación solar. Si la exposición solar es excesiva o sin la protección solar adecuada, este aumento de melanina provocará una hiperpigmentación en la zona donde más haya incidido el sol, lo que desemboca en la aparición de manchas solares.

Como estas aparecen en las zonas de más impacto de la luz solar, suelen concentrarse en el rostro, el cuello, el escote y las manos. Generalmente, suelen ser de color marrón, tanto claro como oscuro, según el tipo de mancha solar.

Tipos de manchas solares

Si bien existen muchos tipos de manchas solares, veamos a continuación las más comunes:

Melasmas 

Los melasmas son manchas de color marrón que suelen concentrarse en el rostro, la frente, las mejillas, la nariz o el labio superior. Aparecen por un exceso de sol y también por la acumulación del daño solar que tiene lugar en la piel. 

Si bien están muy relacionados con la acción solar, los melasmas también pueden aparecer por cambios hormonales, durante el embarazo, la lactancia o la menopausia. Así como también por la toma de medicamentos fotosensibles, como los anticonceptivos o algunos antibióticos. 

Lentigos solares 

Los lentigos solares son las manchas solares más comunes. Su forma es irregular, de color marrón y más grande que las pecas. Son más comunes en personas de piel clara. Es importante saber que es muy difícil eliminar totalmente los lentigos solares con cosméticos, pero con constancia y tiempo sí se puede reducir su apariencia, tono y tamaño.

Consejos para eliminar y reducir las manchas de sol

Ahora que ya conoces por qué aparecen las manchas solares y los tipos más comunes, llega la pregunta del millón: ¿Cómo tratarlas para eliminarlas?

Una vez aparecidas, las manchas de sol son difíciles de eliminar sin recurrir a tratamientos como el láser o la crioterapia. En este sentido, el mejor tratamiento de las manchas solares es la prevención con protección solar para evitar su aparición. Es conveniente usar FPS cada día cuando vayas a estar al aire libre (¡Y no solo en verano!). Si la actividad que vas a hacer implica estar mucho tiempo al sol, tan importante es que apliques tu protector solar como que lo renueves cada 2 horas.

Además de proteger tu piel, estos consejos también evitarán la aparición de manchas y ayudarán a difuminar las ya existentes:

1. Protege tu piel siempre: cada día y durante todo el año. Después de tu crema de día, aplica la Crema protectora Caléndula FPS10. En caso de que te maquilles, espera 5 minutos antes de aplicar tu base de maquillaje.

2. Elige una base de maquillaje con SPF: recuerda que el secreto de la protección solar es la reaplicación cada 2 horas. Si te maquillas, una manera de facilitar esta aplicación es usar una base de maquillaje con protección solar extra y retocar tu base cada vez que lo necesites.

3. Usa una rutina cosmética iluminante: especialmente indicada para piel apagada y/o con tendencia a las manchas. Tu cuidado ideal es el Dúo Brezo, que incluye la Pruina limpiadora Brezo y la Crema hidratante iluminante Brezo, enriquecidos con:

  • Arándano, Gayuba y Brezo, ingredientes despigmentantes e iluminantes, ricos en vitamina C. Además, son un potente escudo antioxidante que neutraliza los radicales libres, como la radiación solar.
  • Arbutina, sustancia presente en las hojas de la gayuba y cuyo poder despigmentante reduce el tamaño de todo tipo de manchas, incluso melasmas y lentigos solares.

4. ¡Exfóliate semanalmente! El Peeling Bambú y Cacao es un exfoliante suave que no agrede la piel. Su acción, elimina las células muertas acumuladas en la superficie de la piel, potencia la renovación celular, reduce imperfecciones y alisa arrugas y líneas de expresión.  

5. Ríndete al ácido hialurónico natural. El ácido hialurónico es el aliado de la hidratación de la piel. El Sérum Sublime incorpora la última revolución científica de la cosmética natural: un exclusivo activo marino probiótico con una increíble capacidad de retener la hidratación en la piel para mantenerla sana y radiante. La mejor alternativa al ácido hialurónico.

6. Incluye en tu dieta alimentos antioxidantes. Los alimentos ricos en betacarotenos ayudan a preparar la piel antes de la exposición solar. Además, aquellos ricos en licopeno, Omega-6 y Omega-3 son grandes aliados de la elasticidad de la piel. Asegúrate de que tu dieta incluye: tomate, gran fuente de licopeno; calabaza y zanahoria, ricas en betacarotenos y antioxidantes; verduras de hoja verde, ricas en ácido fólico y vitamina E, que favorecen la regeneración celular; nueces, gran fuente de Omega-3 y pescado azul, rico en Omega-6 y Omega-3.

7. Aceite virgen de Rosa Mosqueta… ¡tu aliado nocturno! Aplica por la noche 3 gotas de Aceite virgen Rosa Mosqueta y masajea suavemente hasta su completa absorción. Si eres constante, al cabo de un mes podrás apreciar una gran atenuación de tus manchas solares.

Aún no hay comentarios, ¡añada su comentario abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.