Cómo cuidar la piel después del verano

Después de las merecidas vacaciones de verano, de las horas de sol, playa y piscina, toca volver a los buenos hábitos cosméticos. Después del verano, la piel puede mostrarse dañada, deshidratada y falta de luz. Es momento de tomar conciencia y adoptar la rutina cosmética Karicia adecuada para recuperar tu piel después del verano. Descubre cómo cuidar la piel después del verano: ¡Vamos allá!

¿Qué le pasa a tu piel en verano?

El principal enemigo de tu piel durante el verano es uno: el sol. Y aunque la radiación solar es una fuente de vitaminas y energía que nuestro organismo necesita, la exposición excesiva al sol puede provocar problemas en tu piel.

Manchas, arrugas por fotoenvejecimiento o pérdida de firmeza y elasticidad son solo algunos de las principales consecuencias de la acción solar en tu piel. Por eso es tan importante ser constante con la protección solar durante el verano y adoptar una rutina de cuidados para regenerar la piel y renovarla en otoño. Solo así podrás devolverle a tu piel la luz perdida y… ¡Brillar con luz propia!  

Consejos para recuperar tu piel en otoño

1.      Adapta tu rutina cosmética

Después de las agresiones del sol, la sal y el cloro en verano, es fundamental adaptar tu rutina cosmética a las necesidades después del verano. Puede que tu piel esté apagada o hayan aparecido las primeras manchas solares. En este sentido, la rutina con el dúo de la línea Brezo, con Pruina limpiadora Brezo y Crema hidratante iluminante Brezo serán imprescindibles para tratar las manchas y recuperar la luz de tu piel.

Esta línea está formulada con un cóctel natural iluminante, rico en vitamina C, un ingrediente antioxidante que actúa como un escudo para proteger tu piel: bloquea la acción de los radicales libres, como el sol, para evitar que dañen la piel.

Si sientes tu piel seca más descamada e incómoda, el dúo de la línea Artemisa, con Pruina limpiadora Artemisa y Crema hidratante calmante Artemisa será la respuesta perfecta para eliminar las incomodidades de la piel tirante, así como rojeces y picores.

2.     Renueva y exfolia

Si bien la piel se renueva de forma natural cada 28 días, aproximadamente, la exfoliación es el único paso que ayuda a potenciar este proceso natural.

El Peeling Bambú y Cacao, con su fórmula suave y apta para todos los estados de piel, renueva la piel, elimina las células muertas, alisa la superficial y recupera la luz natural del rostro.

3.     Dieta equilibrada y una vida saludable

Durante las vacaciones, es normal que cometamos algún exceso, como no realizar tanto deporte o permitirnos algunos excesos en la dieta.

Sin embargo, para recuperar la piel en otoño es imprescindible recuperar tus buenos hábitos de vida. Recupera un horario diario, hidrátate bebiendo mucha agua, procura dormir las horas necesarias para que tu organismo pueda recuperarse, llena tu dieta de frutas y verduras de temporada.

Y, además de practicar deporte, yoga o pilates, también es importante que vuelvas a cultivar tu mente. La meditación o la respiración controlada te ayuarán a mantener tu organismo equilibrio, así como contribuirán a una mejor oxigenación de tu piel, ya que estimulan la circulación sanguínea.

5.     Protégete cada día

Los rayos ultravioleta no son solo cosa del verano: durante todo el año (¡Incluso en los días nublados!) el sol continuando incidiendo en la piel. Es muy importante usar a diario una crema que te proteja, no solo de los rayos UVA y UVB, sino también de la acción del resto de agentes externos, como la contaminación, el viento, el frío o la polución. La Crema protectora Caléndula FPS10 es tu aliada diaria para mantener tu piel protegida e hidratada. ¡Úsala cada día después de tu crema hidratante Karicia favorita!  

6.     Hidrata intensamente

El cambio de verano a otoño conlleva un descenso de las temperaturas y pérdida de luz, lo que puede provocar que tu piel se agriete y deshidrate. Y no solo en el rostro, sino también en manos, pies o labios. Por eso, es fundamental que tengas siempre a mano un producto súper hidratante y nutritivo, como la Manteca de Karité, que recupere los niveles de nutrientes de tu piel y actúe de escudo protector frente al cambio de temperaturas.

Aún no hay comentarios, ¡añada su comentario abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.